Skip to content

!Despertad ya de una vez, capullos/as! (5)

15 de junio de 2012

Puede que usted esté pensando, y con razón, que le es absolutamente imposible acercarse siquiera a lo de “Hacer siempre lo que le apasiona y no hacer nunca lo que no le gusta”, sencillamente porque sus CIRCUNSTANCIAS no se lo permiten.

Y puede que, también con razón, se esté preguntando qué es exactamente lo que hay que hacer para conseguirlo, puesto que aquí se ha comentado que alcanzar ese punto no es imposible (*)

(*) Ver Post “Despertad ya de una vez capullos/as (4)”

Pues bien, la respuesta sin rodeos es: NO HABERSE METIDO EN ESAS CIRCUNSTANCIAS PUESTO QUE PUDO PERFECTAMENTE HABERLO EVITADO.

¿Haberlo evitado? ¿Cómo? Muy sencillo. Leyendo el MANUAL. Anticipándose. Observando todo lo que ocurre a su alrededor, pensando larga y sosegadamente en ello y tomando ciertas decisiones.

Es indiscutible, sin embargo, que algunas de sus circunstancias no las ha buscado usted. Aunque muchas menos de lo que usted se piensa. Quizás solo un 1% de sus circunstancias no las ha podido evitar. El resto han dependido exclusivamente de su voluntad.

Pero ¿qué hacer cuando uno está tan irremediablemente metido en sus circunstancias que no hace casi nunca lo que le apasiona y hace casi siempre lo que no le gusta? ¿Cómo darle la vuelta a la frase contando con la existencia de ese panorama desolador?

Las respuestas posibles son dos:

a) Cambiando las circunstancias. O lo que es lo mismo, tachando y arrancando hojas del MANUAL.

b) Si no puede cambiarlas, convirtiendo sus circunstancias en lo que le apasiona.

Pregunten, por ejemplo, a los deportistas paraolímpicos. Ellos han hecho exactamente lo segundo.

En definitiva, lo que de aquí debería desprenderse es que cada cual ha de buscar, hasta encontrar, su propia fórmula de la felicidad sostenida (y sostenible). Pero sin auto-engañarse ni dejarse llevar por la corriente. Distinguiendo perfectamente que hay cócteles Molotov que, por mucho que a algunos/as les haya funcionado (o eso dicen), no necesariamente han de funcionarle a usted.

Las combinaciones son infinitas y los ingredientes también. No tenga miedo de aplicar una fórmula que nadie haya probado todavía. Probablemente sea perfecta para su estabilidad emocional.

Y métase esto en la cabeza: MÁS VALE BUENO POR CONOCER, QUE MALO CONOCIDO. No sea ingenuo.

Anuncios

From → Capullos/as

4 comentarios
  1. Silvia permalink

    Si ya es dificil hacer que día tras día, eso que nos apasiona, nos siga apasionando… ¡imaginate hacer que tus circunstancias te apasionen porque es la mejor opción que tienes!
    No digo que no sea posible, pero vamos a tener que echarle una buena dosis de ánimo, imaginación y decisión
    Totalmente deacuerdo…. La vida te da sorpresas y regalitos inesperados cuando dejas lo malo conocido atrás y abres tu mente y tu corazón para conocer tanto bueno como hay por ahi fuera…

    Besos y sonrisas

    :))

    Silvia

  2. laia permalink

    ya lo decia Einstein hace unos años…

    “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.

    La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

    La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia.

    El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

    Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: