Skip to content

!Despertad ya de una vez, capullos/as! (6)

3 de agosto de 2012

¿Existe un término medio entre vivir plegado al mundo contemplándose fijamente el ombligo, y vivir permanentemente angustiado por lo que pasa en el resto del planeta?

Dedúzcalo usted mismo.

Que a su hija de 10 años le haya venido hoy la regla y esté confusa y asustada es importante, pero lo es bastante menos que que al hijo de su vecino le hayan diagnosticado una enfermedad terminal.

Esto último, desde luego es importante, pero quizás para su marido tenga más relevancia el hecho de que su cuñado (el simpático, no el mamarracho) haya agotado el paro y el subsidio, y haya tenido que emigrar a Alemania sin su familia para buscarse la vida.

Lo cual importa bastante menos que por la negligencia de cuatro capullos hayan ardido en este país más de 83.000 hectáreas de superficie forestal en lo que va de año.

Pero, ni que decir tiene, que esto es mucho menos importante que los miles de muertos y la crisis nuclear provocados por el terremoto y el tsunami de Japón, ocurrido en marzo de 2011.

Y si eso es importante, no hablemos de la devastación de Hiroshima y Nagasaki, que fueron arrasadas, precisamente un mes de agosto de hace 67 años, por sendas bombas atómicas lanzadas por dos bombarderos norteamericanos Boeing B-29 Superfortress.

Pero a su vez, eso no tiene comparación con que en el continente africano dejemos morir 14.000 niños al día por diversas causas, la mayoría evitables, según un Informe reciente de UNICEF.

Sin embargo, alguno está mucho más preocupado y le parece infinitamente más importante que la prima de riesgo española ande por encima de los 600 puntos.

A lo que su cuñado (el mamarracho, no el simpático)  le responderá que eso no es ni comparable con la importancia palmaria de que las políticas neoliberales impuestas por Europa nos estén llevando inevitablemente al desastre.

Y eso es importante, pero a su otra vecina le parece diez veces más importante que los científicos estén a un paso de poder explicar el origen del universo.

Lo cual, convendrá usted conmigo, no es ni la mitad de importante que las lágrimas que hoy le resbalan a su hija por las mejillas, pues está confusa y asustada porque le ha venido la regla con 10 años.

Lectura: intente relativizar sus problemas. Nada es tan importante que le obligue a vivir permanentemente angustiado, ni tan insignificante que pueda caber dentro de su propio ombligo.

Anuncios

From → Capullos/as

6 comentarios
  1. Esta vez estoy totalmente de acuerdo contigo 😉
    La importancia es un término subjetivo, y por ello, relativo. Nos parecen más importantes cuestiones de nuestro entorno o que nos afectan directamente que a lo que ocurre a 2000km de nosotros o que nos afecta indirectamente. El problema es cuando las personas consideramos importantes lo que “objetivamente” se pueden considerar chorradas o cuando perdemos la prerspectiva de las cosas.

  2. santamayte permalink

    Efectivamente,encontrar el equilibrio es ardua tarea y ¿quien tiene en su mano la verdad?¿Que és importante y que no?¿a donde vamos?¿que sentido tiene la vida?en fin,si alguien tiene las respuestas aquí estoy para escucharlas;mientras tanto os deseo un ¿feliz? verano.

  3. Silvia permalink

    Muy inteligente la forma de enlazar reflexiones tan recordadas en el día a día cuando intentamos consolar, o nos consuelan, de cualquier acontecimiento que, tontería o importante, intentamos relativizar PORQUE SIEMPRE HAY TRAGEDIAS PEORES QUE LAS NUESTRAS.

    Y dentro de “nuestras tragedias” el que nos haya dejado nuestro novio o el jefe nos echara una bronca del copón, deja de tener la importancia que le atribuíamos cuando a una buena amiga tienen que quitarle el pecho o a otra se le ha muerto el marido.

    … y cuando todo esto ocurre, y ante la angustia de que nuestro perro tiene una enfermedad en la que hacer caca o no, es síntoma de mejoría o empeoramiento, el verle acuclillarse y contribuir a que tu jardín sea una “mina antipersonas”, algo que antes te molestaba tanto, de repente se convierte en un espectáculo maravilloso que te hace sonreír y pensar que efectivamente todo es según el cristal en que se mira…

    Así que vamos a quejarnos menos porque tenemos que limpiar los cristales de nuestra casa o la gasolina está por las nubes, porque eso es síntoma que tenemos una casa a la que limpiar los cristales, y un coche al que meter gasolina, con un dinero que conseguimos a través de un trabajo, que pesado o no, hace que podamos vivir con más comodidad y llevar a cabo muchos proyectos…

    Y si, que en África mueran tantos niños sigue siendo una tragedia, pero algunos acallamos un poco nuestra conciencia siendo socios de MUSEKE (que significa sonrisa en Kinyarwanda, dialecto oficial de Ruanda) aún sabiendo que es insuficiente y es un grano en el desierto… Y volvemos a nuestro día a día y a “nuestros problemas”… aún sabiendo que podríamos hacer MUCHO MÁS, porque de hecho son muchas las personas que LO HACEN, pero no estamos dispuestos a sacrificar todo lo que hay que sacrificar, o luchar a nivel político, el que pueda hacerlo, para cambiar esta situación, al menos a corto plazo…

    Pero ese sería otro post….

    Buen fin de semana

    Un beso

    Silvia

  4. Silvia permalink

    Tranquila, ni me ha dejado mi novio, ni mi perro está tan mal, ni a mi amiga le han cortado el pecho (eso si, dado quimioterapia, que no es moco de pavo)
    Pero cada una de estas situaciones trágicas, se ha dado efectivamente y en la vida real en algún momento de mi vida….

    Muakssss!!!!

  5. Mar permalink

    Es complicado añadir algo mínimamente interesante despues de todo lo que ya habeis expuesto, pero mi reflexión es al respecto de “¿podemos ser felices si queremos? ¿es la felicidad una opción de vida?”
    Relativizando nuestros “problemas” y dándoles la importancia que deberían tener, probablemente seríamos mas felices…o no?
    Y en otra índole, ¿la ignorancia aporta felicidad? ¿El conocimiento nos hace desgraciados?

    ¿Qué opinais?

  6. Silvia permalink

    Mar, siempre se pueden añadir cosas interesantes, como realmente tú has hecho. Ya el hacer reflexionar sobre un tema interesante es por si mismo…. Interesante
    )

    Mi opinión personal sobre las reflexiones que planteas son las siguientes:

    1. No hay verdades universales, por lo tanto cada una de las preguntas que planteas seguramente sería respondida de una forma o de otra, según el momento en que se encuentra cada uno a la hora de reflexionar sobre el tema.

    2. Podemos ser felices si queremos, pues la felicidad es un “proceso mental” que a través de los pensamientos, acaban formando nuestra realidad, (y dicen que la mente no distingue ficción de realidad tanto si nos montamos nuestra película, como si interpretamos los hechos que acontecen según los datos que tenemos y el sentir del momento) Pero a veces es tal la energía que hay que invertir en canalizar esos pensamientos positivos que nos llevan a sentir esa felicidad, que no tenemos ánimo para hacerlo y es más fácil dejarse llevar y ser infeliz.

    2. Si. La felicidad es una opción de vida, aunque es evidente que es muy difícil ser feliz en todo momento, de hecho si lo fuéramos durante todo el tiempo no valoraríamos tanto esos estados de felicidad, precisamente por falta de contraste.
    La felicidad se hace de momentos

    3. Sin duda. Relativizando nuestros problemas somos más felices.
    La cuestión es saber cual es la importancia que se le debería otorgar a cada uno de ellos. Ni vamos a estar toda la vida Happy, Happy, por mucho que nos putee nuestro vecino, por el hecho de que nuestro hijo no tiene cáncer, ni vamos a pasarnos la vida amargados porque no han salido las cosas como creíamos (igual es que todo es cuestión de expectativas también)

    4. La ignorancia puede aportar felicidad en según que casos y qué momentos al igual que el conocimiento, pero una de las causas de infelicidad es tener conocimiento de que somos unos ignorantes…

    Un beso

    Silvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: