Skip to content

Piense un poco (10)

16 de agosto de 2012

Juzgue al juez usted mismo. Pero antes escuche lo que tiene que decir.

Anuncios

From → Piense

One Comment
  1. aran permalink

    Este hombre siempre me ha atrapado, SU verdad ante todo, SU conciencia primero que nada, LIBRE aún dentro de su enjuiciamiento… Hubo momentos que creí, que sentí que, como a Fidel Castro, se le había ido la cabeza, que se había eregido en justicia suprema sin más; y sí, probablemente el enraizamiento de la honestidad, de la sinceridad cara a cara en su persona se le fue en algún momento de las manos. Pero para mí, más vale eso que dar la espalda a según qué situaciones, que olvidarse de las personas que como tales y no como animales tienes alrededor, en tu pequeño mundo, al alcance de la mano, que obviar que tú tienes la posibilidad de hacer y otros no, de intentar, de hablar. Duele el enjuiciamiento absurdo, sin sentido, deshonesto y con total oscuridad. Lo entiendo, lo he vivido, pero qué más dá, pasado el tiempo él seguirá siendo ideosincrásicamente él, los que no lo envuelven o ya no quieren envolverlo, participar de esa ideosincrasia… ya no deberían importar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: