Skip to content

NO consulte el MANUAL (9)

15 de enero de 2013

Esta mañana me he levantado bailando las 17 canciones de mi lista “making love”, el chinochat ha vuelto a funcionar, una de esas personas en las que vale la pena profundizar y a la que me une una extraña fuerza extrasensorial me ha llamado para decirme “qué tal lo llevas”, he hablado con la primera emigrante de mi familia extensa y la he visto cargada de energía y buenas vibraciones, Olivia se ha portado muy bien, dos personas respetables de mi ámbito profesional han respondido a mis e-mails más rápido de lo esperado y a Daniel le han enviado la enésima buena crítica de su libro (que copio a continuación).

Este mensaje es para quien quiera entenderlo: Son todo pequeñísimas cosas sin una entidad demasiado remarcable, pero son lo que importa. Aquí, ahora, esta misma mañana. Esta tarde ya veré.

 

Mensaje enviado por Zowill González a D:

Buenas noches señor Llabrés.  Supongo que no seré quien, a estas intempestivas horas nocturnas, realice la mejor crítica de su obra “El día que a Dios le dio…”. Sin embargo, sin ser yo escritor ni nada de eso, supongo que le gustará escuchar cosas buenas de lo que considero el mejor de los libros que van a caer en mis manos en 2013.

Leído con algo de retraso desde que llegara a finales de noviembre o así a mi casa, he debido tardar unos tres días en devorarlo, siendo culpable usted de que algún examen de esta convocatoria caiga en el pozo de los suspensos. 

Una historia divertida se mire por donde se mire, trágica también. Hilada con un gusto exquisito y que, aunque en el primer capítulo no entendí por dónde iba a tirar el asunto, con rapidez has sido capaz de encauzarme y hacer que no pueda soltar el libro para saber qué pasa una y otra vez.  

También he de ser sincero: sin ser un miembro de la aristocracia del modernismo, y no considerándome “uno di voi”, soy un seguidor de la elegancia y el saber madurar de la escena (española en general, madrileña en particular), pero más desde un punto de vista virtual y viéndome como alguien que comparte sus gustos musicales y estéticos, pero muy fuera del asunto.

Intento hacerme con cualquier producción literaria que salga del submundo mod. Esto hace que mis ojos y cerebro estén acostumbrados a las pocas novelas que, sin ser criticadas negativamente por ello, acepto que he disfrutado. Y sigo disfrutando de autores como el gran Amat. Novelas copadas de anécdotas personales que dejan al lector un poco en la distancia incomprensible de lo que es el modernismo y sus “idas de olla”. Tambien muy acostumbrado al namedropped que tantas canciones, artistas y elementos textiles me han descubierto, claro, pero que cuando uno ya ha pisado sastrería y tiene callo en los dedos del polvo de los vinilos se le hacen un poco pesadas.

En fin, tanto ir y venir para decirle que quizás eso me esperaba de su novela antes de empezarla. Uno que, por defecto, es prejuicioso. Pero me he equivocado. Su gusto a la hora de nombrar todo lo antes citado es exquisito, casi invisible, pero ahí está, poniendo el punto que necesita cualquier novela. Canciones maravillosas, bien seleccionadas, que sonando a la par que se lee la historia hacen el cocktail perfecto. Incluso con Elvis, que me cuesta en según que etapa.  

En fin, buena monserga que le he cascado, pero todo para decirle lo maravillado que me ha dejado el libro, que sueño aún con las historias de la escoria del soul y que, supongo que como cada lector, tengo mi personaje favorito en la cabeza todo el rato. Personalidades muy bien descritas, sin ser pesadas ni repetitivas.

Un gusto leerle. Un verdadero gusto como novela mod, novela a secas, Novela con mayúsculas.  Destacar las historias intermedias, que parece que no van con el asunto y ¡oiga! todo llega, y al final menuda trama. Es muy fácil filmar en la mente la novela. Una historia de película, de las buenas, de las que te deja con el culo caliente al salir del cine y no dejas de pensar y pensar en ella. 

Esperando más, sea cuando sea, un lector agradecido por el tiempo que le ha dedicado a escribir la experiencia de unos locos con mucha clase y, por supuesto, el tiempo dedicado a la web, que creo que es la mejor que jamas se hará por muchos años que resista la escena. Quede en cuenta que mi no pertenencia a la hipocondriaca escena aportará una objetividad llamativa al menos, o eso espero, pero soul, jazz y dandismo que no falte. 

Un afectivo saludo y mantenga la fe en lo que hace porque, al menos a mí, me ha hecho sonreír y mucho.

http://www.lulu.com/shop/dani-llabr%C3%A9s/el-d%C3%ADa-que-a-dios-le-dio-por-existir/paperback/product-20366681.html

Anuncios

From → MANUAL

3 comentarios
  1. Tengo un montón de libros en cola, entre los que se encuentra “el día en que a Dios de dio por exisitir”, pero con cada crítica que publicas va subiendo posiciones. ¿Ya hay versión digital?

    • Celembor, gracias por lo que dices. El otro día reflexionábamos aquí en casa sobre lo infinitamente complicado que es que alguien, entre la inabarcable oferta de libros que hay en el mercado (juntando versión papel y digital), decida comprar tu libro. Pero si encima se lo lee…eso es un milagro. Por eso cada vez que alguien hace una buena crítica o declara su intención de comprar “El día que a Dios le dio por existir”, para nosotros no tiene precio. Se merece un agradecimiento de por vida. En fin, aún no ha salido en digital, pero todo llegará. Yo os aviso.

  2. santamayte permalink

    Estoy de acuerdo contigo,esas pequeñas cosas que sacan una sonrisa en tu cara no tienen precio,y conforme vas aprendiendo a prescindir de las banalidades,más “punta” sacas a la vida.Me alegro muchisimo de las criticas tan extraordinarias que está teniendo el libro de Dani(se lo merece).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: