Skip to content

!Despertad ya de una vez, capullos/as! (11)

23 de julio de 2013

A continuación describiré tres acciones que usted puede realizar si un día de estos sufre un ataque irrefrenable de activismo político y dispone, simultáneamente, del tiempo suficiente:

-Acción 1: Contactar por email con un partido político “X” de su provincia y apuntarse a uno de sus grupos de trabajo.

Posible escenario: En la primera reunión monopoliza toda la sesión uno que se empeña en que su caso particular debe incluirse en el Plan de Salud autonómico porque ya está harto de automutilarse.

Posible resultado: Ante sus intentos inútiles de hacer ver al resto del grupo lo kafkiano de la situación mientras ninguno es capaz de arrebatarle la palabra al monologuista, usted decide no volver más por allí y borrar todo su rastro de Internet para que no puedan volver a localizarlo jamás.

Tiempo invertido: 7 horas

-Acción 2: Escribir un email al correo personal de Pedro J. Ramírez con el asunto “He sido amante de Luís Bárcenas”, para despertar la curiosidad y forzar su apertura. En el interior usted solo pide consejo sobre la forma de poder acceder a una rueda de prensa del Partido Popular. Sus verdaderas intenciones cada cual las puede imaginar.

Posible escenario: Nada.

Posible resultado: Nada.

Tiempo invertido: 4 minutos

-Acción 3: Acudir de público a una sesión plenaria de la Cámara de diputados de su Comunidad Autónoma.

Posible escenario: Durante los descansos usted habla con algunos políticos en la cafetería del edificio y les comenta, educadamente, su opinión personal sobre la situación actual y algún aspecto de sus comparecencias de la mañana.

Posible resultado: Un policía de la casa le pide su identificación a la salida y le obliga a acompañarlo para tomarle sus datos del DNI. Cuatro nacionales más le rodean ante la estupefacción de un diputado del partido “Y” que, totalmente indignado, le pide su teléfono para tratar el asunto una noche cenando.

Tiempo invertido: 6 horas

Puede que esté hablando, o no, de mi propia experiencia personal, y puede que ésta haya sido lamentable. Pero le animo a que no se desanime. Como ve, todo es posible.

Anuncios

From → Capullos/as

3 comentarios
  1. Si, un tanto desolador. En cuanto a la acción 1, si, yo he venido a hablar de mi libro y lo mío es superimportante. Pero bueno, el sistema o se cambia desde dentro o se le corta la cabeza. Lo segundo no va a ocurrir, tenemos demasiado que perder; y lo primero es tan complicado que a uno se le van las ganas.

    Pero ya sabes lo que pienso, por complicado y estéril que parezca, no resignarse (en cierta sentido es una forma de mantenerse “vivo”).

  2. Celembor, ni te imaginas lo descorazonador. Fueron 13 horas y cuatro minutos de total desolación en la que mi ataque de activismo político se vio cuasi-frustrado. Pero muy bien visto por tu parte, al menos me lo pasé en grande.

  3. santamayte permalink

    Efectivamente hay que cortarle la cabeza al sistema,están pertrechados en su feudo y no hay quien los haga salir de ahí,desde luego ni resignación ni frustración deben impedir que hagamos algo contra la casta politica que lo último que hacen es velar por nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: