Skip to content

Piense un poco (23)

10 de septiembre de 2013

¿Sabría usted determinar en qué momento exacto de la vida alguien se convierte en un perfecto M.E.D.I.O.C.R.E? ¿No?
Pues no se alarme. Yo tampoco.

Pero como la pregunta parece suscitar dudas existenciales, me he permitido el lujo de realizar una modesta encuesta cogiendo personas de aquí y allá. Sus respuestas han sido las siguientes:

Alguien se convierte en un perfecto M.E.D.I.O.C.R.E en el momento exacto de su vida en que:

-tiene un hijo
-decide que tener hijos es de mediocres y, por tanto, no los tiene
-se apunta a un club de pádel
-se compra un BMW nuevecito para fardar en el club de pádel
-se compra un BMW de segunda mano para que parezca que él también pertenece a un club de pádel
-se va a Punta Cana de viaje de novios
-no se va de viaje de novios porque piensa que eso es de mediocres
-se apunta a la moda del running porque está de moda
-se apunta a la moda del running y niega que es porque está de moda
-decide no hacer running porque entiende que seguir las modas es de mediocres
-se va a comer al Hollywood de un centro comercial de las afueras de su ciudad
-se va a comprar al Primark de un centro comercial de las afueras de su ciudad
-se va a comer o a comprar al Corte Inglés del centro de su ciudad
-le pone los cuernos a su mujer/marido
-decide serle toda la vida fiel a su mujer/marido
-ve normal trabajar en lo que no le gusta pero que le permite vivir desahogado
-ve normal trabajar en lo que le apasiona aunque no gane ni un chavo
-se hace coacher
-hereda la ferretería de su padre y continua en el negocio hasta el fin de sus días sin hacerse más preguntas
-decide vivir su vida desde un profundo anonimato
-comienza a contar cada minuto de su vida en las redes sociales porque piensa que le interesa a alguien
-comienza a contar cada minuto de su vida en las redes sociales porque le da la gana, independientemente de que le interese a alguien o no
-descubre que no tiene opinión sobre nada y que lo mejor es dejarse llevar por la corriente
-sabe que tiene opinión sobre todo y encima la cuenta
-solo ve películas de acción americanas
-solo ve películas de autor en versión original
-ve tele 5
-ve “El hormiguero”
-ve “El intermedio”
-ve “El gato al agua”
-lee todos los días la prensa para estar informado
-no lee nunca la prensa para no estar informado
-se lee (y se cree) “El Secreto”
-“vende” lo que claramente son recomendaciones y pasajes extraídos de “El Secreto” como suyas propias
-decide escalar el Everest (los montañeros profesionales saben a qué me refiero)
-sabe con certeza que jamás se propondrá escalar el Everest
-se abre una cuenta en Facebook
-decide que no le interesa para nada el Facebook
-descubre que le encanta el fútbol
-descubre que el fútbol se la trae floja
-escribe un post en los términos del que usted está leyendo

Es casi seguro que, tanto si es usted un perfecto M.E.D.I.O.C.R.E. como si no, se le ha venido a la mente nuestro ilustre Ramón de Campoamor cuando decía en sus Humoradas aquello de “En este mundo traidor nada es verdad, ni mentira. Todo es según el color del cristal con que TE MIRAS”.

Anuncios

From → Piense

10 comentarios
  1. Santamayte permalink

    La verdad es que si ser un perfecto M.E.D.I.O.C.R.E es pertenecer a la media,tal como esta el nivel,reivindico la mediocridad.

  2. jajajaja, más razón que un Santo…..

  3. Ouch, acabo de descubrir que soy un M.E.D.I.O.C.R.E. Buscando en el diccionario me encuentro:
    mediocre

    adj. De calidad media:
    compro productos mediocres porque no puedo permitirme los más caros.
    De mala calidad:
    película mediocre y aburrida.
    adj. y com. [Persona] que no tiene capacidad para la actividad que realiza:
    es un actor mediocre;
    nunca dejarás de ser un mediocre.

    A lo que mi mente pensante me pregunta: “oye, ¿como puede ser algo de calidad media y mala a la vez?” A lo que yo le respondo: “están locos estos romanos”

    Sí, mediocre es un término que se utiliza despectivamente, y que desde el triunfo de los mediocres (http://davidjimenezblog.com/2012/02/28/el-triunfo-de-los-mediocres/) he ido leyendo entradas de blogs que comentaban sus impresiones.

    Pero como bien nos expones, cada persona tiene un criterio para definir a otra como mediocre. Yo, según algunos, lo soy, solo por el hecho de haber decidido tener hijos.

    • Pues figúrate que nosotros tenemos la Real Academia de la Lengua y todo para darnos alguna luz.
      ¿Te imaginas si estamos en un país que no tiene ni eso y en el que el diccionario se amplía a cada minuto? Ejemplo USA.
      Ahí sí que vamos perdidos….
      En fin, pues por todas estas cosas he llegado a la siguente conclusión: todos llevamos un mediocre dentro y, a la vez, un gran ilustre. Depende de la faceta de la que estemos hablando y de la persona que nos esté diagnosticando.
      Sin ir más lejos yo misma caigo en 15 de las definiciones de M.E.D.I.O.C.R.E. que me han dado en la encuesta. Pues habrá que vivir con ello.
      Abrazos desde Chicago.

  4. Silvia permalink

    ¿chicagoooooo?
    ¡¡¡¡Qué poco informada me tienes de tu vida últimamente!!!!

    La verdad es que ser o rodarte de “mediocres” podría ser un alivio o una pesadilla… Todo depende del momento o circunstancia que vivas… y si esperas algo más del “mediocre” o lo eres tú misma y esperan algo más de ti…

    El “mediocre” pasa desapercibido más fácilmente, y cuando no te gusta llamar la atención, esto puede ser una ventaja… te dejan vivir.

    Cuando rozas la excelencia (algo que se utiliza últimamente tannnnnto en los negocios)… ufffff, ¡qué jartibles! ¡que no quiero hipotecar mi vida intentando ser excelente cuando soy mediocre oiga! que si.. que quiero mejorar ¡pero no ser la mejor!, que quiero hacer un buen trabajo… pero no el de los demás,
    … qué quiero ser yo misma y no lo que se espera de mí…..

    En fin, esto es hablar por no callar, la verdad….
    A menudo “mediocre” se percibe como algo “medio” “normal” “que no sobre sale” y no de calidad media/baja como pone en el diccionario.

    Soy partidaria de la mejora personal, del esfuerzo para conseguir un objetivo, y de hacer bien las cosas, pero la verdad es que en esta sociedad con tanta competitividad, se está poniendo tan alto el listón, que al final vamos a ser muchos que siempre nos hemos considerado “normales” (con nuestras pequeñas excelencias personales) los que acabemos siendo “mediocres” porque no nos apetece pagar el precio tan alto que a veces requiere la excelencia…

    Besos viajera!!

    :))

    Silvia

    • Yes, Chicago. Who the hell has told you?

      • Silvia permalink

        Are you kidding? You said it at the end of your reply to Celembor. Do not forget that I read all the comments. Have a good trip, inhabitant of the planet. Enjoy yourself.
        Love, Silvia

    • Silvia permalink

      Juas.. juas… Acabo de releer mi comentario sobre la mediocridad, y efectivamente hablaba por no callar jajajajjajaa…y por no pensar “como Dios manda” ;))

      No me gusta la mediocridad…. Ni mía ni de los demás…. Me gusta la AUTENTICIDAD, esa que quizás no siempre sea entendida porque las motivaciones y los actos de uno mismo no siempre están a la luz de los demás…

      Eso si, también pienso que a veces al ir continuamente en busca de la excelencia se llega a vivir pensando en ser lo que se espera, o en parecer, más que en permitirse sentir y ser lo que quiere uno mismo… por vulgar que parezca o por aburrido que les resulte a otros….

      Besitos

      Silvia

  5. Laura Juan Eced permalink

    Yo también soy M.E.D.I.O.C.R.E., pero me gustaría estar en Chicago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: