Skip to content

Piense un poco (29)

9 de enero de 2014

Pocas veces me he sentido tan identificada con un vídeo colgado en Youtube. Salvo que sea mío.
Pocas veces me quedo mirando imágenes fijamente sin saber qué hacer ni qué decir en una pantalla de plasma.

-Haga usted el chiste de Rajoy ahora-

Pocas veces alguien me explica, exactamente, lo que me pasa. Es oficial, estoy enferma y padezco “EL SÍNDROME DEL ETERNO VIAJERO”. No dejen de ver esta maravilla de 13 minutos y de escuchar cada palabra. Si lo que Lucía y Rubén le cuentan le parece una chorrada, creo que este rincón no es lo que andaba buscando. A mí también se me va la vida, en serio, pero mientras tanto procuro estar siempre rodeada de escenas y escenarios irrepetibles. Y hago todo lo posible para que así sea.

Anuncios

From → Piense

10 comentarios
  1. Geniales imágenes y geniales reflexiones. En cierta manera se me ha desperezado el gusanillo, pero creo que solo era un cambio de postura porque ha seguido durmiendo. Me han gustado mucho sus palabras finales, en las que respeta el camino “anodino” que toman otros. Yo creo que lo más importante es elegir la forma de vida que quieres llevar, ya sea viajando o trabajando de administrativo en una pequeña empresa, viendo lugares exóticos o no saliendo de tu barrio. Que cada uno elija. Pero creo que en el fondo la mayoría no elige lo que quiere para su vida, sino que se deja llevar o simplemente toma la opción menos arriesgada, ya sea por miedo o inseguridad, por no atreverse a dar el salto (que luego resulta no hay salto, sino un paso en un terreno desconocido).

    Muchas gracias por compartir este vídeo. Yo he hecho lo propio y también lo he compartido.

    • Yo resumiría todo esto en: ¿Y cómo queremos que las cosas cambien, SI SIEMPRE HACEMOS LO MISMO?
      Celembor, no hay nada como elegir. Y te aseguro que SÍ SE PUEDE. Lo mires por donde lo mires. Aunque la elección sea seguir haciendo lo mismo. Pero si es así !!!!No quiero oir quejas al respecto!!!!

      • Yo es que creo que elegir “no elegir” o elegir “dejarme llevar sin hacer elecciones” no es elegir. La elección no es hacerlo una vez y ya está, es tomar decisiones de forma regular y consciente, reflexionando sobre las distintas posibilidades, etc. Y claro que se puede, pero detrás de una “no elección” siempre hay miedo. Eso lo veo casi todos los días.

  2. santamayte permalink

    Yo tambien padezco el sindrome del eterno viajero,no hay nada que me guste tanto como viajar,pero tengo que reconocer que conforme vas haciendote mayor,la comodidad,la estabilidad y la rutina,prevalecen sobre la aventura y que disfruto mucho haciendo los preparativos del viaje desde el cómodo sillón de mí despacho.A pesar de todo mientras me queden fuerzas y entusiasmo,seguiré viajando.

  3. eowyn permalink

    Me encanta viajar!!! y cuando veo gente como Senosva siento admiración, no creo que sea envidia. Y la siento porque me surge el deseo tremendo de coger una mochila y viajar a algún destino sin reservas de vuelos ni de hoteles. A la aventura. No creo que Senosva sea una loca ni una irresponsable, sino todo lo contrario. Intenta hacer con su vida lo que cree que le va a dar la felicidad y eso es ser responsable contigo mismo.

    He tenido la oportunidad de hacer bastantes viajes pero siempre “sobre seguro” con vuelos, desplazamientos y hoteles concertados semanas antes de mi salida.

    En cada uno de mis viajes consigo hacer lo que no puedo hacer en mi día a día, que es saborear cada momento y disfrutar cada cosa que veo o hago con curiosidad, aceptación y apertura. Tomo más conciencia de lo finito del tiempo que voy a vivir… allí. Aprendo sus costumbres y me vuelvo más tolerante.

    Yo tampoco me adapto bien al cambio, a excepción de los viajes. En esos momentos me gusta probarlo todo y que cada día sea diferente.

    Creo que mis deseos son contradictorios, que no estoy en la situación vital adecuada en el momento adecuado: Cuando podía hacerlo porque nada me ataba, tenía miedo a la incertidumbre. Ahora que me veo capaz de hacerlo tengo demasiadas cosas que me atan. O quizá es una excusa para no reconocer que el miedo sigue ahí. No sé… me veo un mundo eso de coger las dos mochilas grandes y las dos pequeñas.

    Es curioso como lucho por mi proyecto de vida y al conseguirlo me supone un freno para llevar a cabo ese otro tipo de vida que me gustaría tener y que nunca he sido capaz de realizar. ¿Algún día lo sabré combinar?

    Creo que yo también tengo ese estado de insatisfacción pero desde el lado contrario al de Lucía: llevando 14 años en el mismo trabajo, con mi hipoteca, mi familia… Tampoco me aclaro.
    Pero una cosa si sé: A mi este vídeo sí me ha despertado el gusanillo 😛

    • Eowyn10, no tengo identificado tu email y, por lo tanto, desconozco tu verdadera identidad. Lo cual ME ENCANTA. No me lo digas. He pensado que podrías ser unas 12 o 15 personas que conozco. Dos hijos pequeños y un marido/mujer. En fin, no hay nada que me guste más que oir juntas esas dos palabras en referencia a mí: loca e irresponsable. Lo cierto es que lo combino bastante bien. Seas quien seas, me ha encantado tu comentario y espero que sigamos leyéndote por aquí. !!Muchos besos!!

  4. Silvia permalink

    Yo no tengo el síndrome del eterno viajero… Pero me ha encantado el corto.

    Siento que no sólo viajo cuando me traslado.También lo hago a través de vuestros blogs, de una película, de un libro, y de mi imaginación…
    Cuando esos pocos momentos que mi situación actual me deja libre, decido hacerlo. A pesar que mi día a día me pide entrar en vez de salir, parar en vez de seguir, y viajar hacia dentro en vez de hacia afuera (ya se que todo es compatible)

    En fin, amiga, que estoy en un periodo “de transición” pero viajo contigo cada vez que compartes con todo detalle tus vivencias y reflexiones…

    Eso si… hay una cosa para mi importante que coinciden con el síndrome del viajero y con tu propia forma de ser:

    La necesidad de vivir como yo quiero hacerlo y no cómo creen los demás que debo hacerlo.
    El gusto por vivir experiencias diferentes si se me presentan en la vida,aunque me tomen por loca o por un poquito rara…
    Por atreverme a romper con ciertos convencionalismos marcados por la sociedad.
    La satisfacción de ser capaz de elegir qué quiero hacer con mi vida e intentar que coincida lo que quiero, lo que digo y lo que hago.

    La certeza, de que todo pasa, todo cambia, y las vivencias que te marcan y te hace crecer son como pequeños tesoros que guardas en un lugar privilegiado de tu mente y de tu corazón… Que aunque digan que todo es lo mismo, mucha gente se limita a procesar intelectualmente las cosas, y otras a materializarlas y vibrar con esas vivencias, tanto en su momento como en el recuerdo…

    ¿Cuando vuelves a Valencia? ¿No nos vas a contar nada de ahí?

    :))

    Besos

    Silvia

  5. Silvia permalink

    ¿si? ¡¡¡YUPIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!

    :))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: