Skip to content

Piense un poco (32)

3 de julio de 2014

No entiendo de política ni falta que me hace. Pero entiendo de discursos. Y de todos los pronunciados por los candidatos a la presidencia del Parlamento Europeo me quedo, sin dudarlo, con este:

Pablo Iglesias Turrión (GUE/NGL ). – Señor Presidente, es un honor dirigirme a ustedes para presentar mi candidatura a la presidencia de esta Cámara. Este Parlamento está llamado a representar la soberanía de Europa y debemos, Señorías, estar a la altura de lo que ello significa hoy.

El sueño de Europa ha sido sepultado muchas veces, pero siempre consiguió despertar de nuevo. Así sucedió hace casi setenta años: Europa volvió a despertar en la resistencia de sus pueblos contra el fascismo, en los supervivientes de los campos de exterminio, en quienes dieron su vida por la justicia y la libertad. Millares de compatriotas míos que habían luchado defendiendo la democracia en España participaron en esa lucha y en ese sueño de justicia. No se imaginan el orgullo que me produce como español que los primeros tanques que entraron a liberar París fueran guiados por combatientes españoles. Hoy, cuando la intolerancia y la xenofobia vuelven a amenazarnos, quiero reivindicar la memoria europea del antifascismo y la de todos los pueblos amantes de la libertad y la democracia.

Señorías, lo mejor de nuestro continente y de nuestra historia común se forjó en las revoluciones que hicieron al pueblo sujeto de derechos, por encima de reyes, de dioses, de nobles y de grandes propietarios. El mejor patrimonio de Europa es la voluntad de sus ciudadanos de ser libres y no ser siervos de nadie. ¡No ser siervos de nadie, Señorías! Eso es la democracia.

Por eso hoy debo decirles que los pueblos a los que debemos las libertades y los derechos sociales no lucharon por una Europa en la que sus gentes vivan en el miedo a la pobreza, a la exclusión, al desempleo, al desamparo frente a la enfermedad. La expropiación de la soberanía y el sometimiento al gobierno de las élites financieras amenazan el presente y el futuro de Europa. Amenazan nuestra dignidad; amenazan la igualdad, la libertad y la fraternidad; amenazan nuestra vida en común.

La creación de nuevas instancias supranacionales no tiene que pagarse al precio de incapacitar a la ciudadanía. Nuestros pueblos no son menores de edad, ni colonias de ningún fondo de inversiones; no conquistaron ni defendieron su libertad para entregársela a una oligarquía financiera. No son términos abstractos, Señorías: todos ustedes conocen bien el problema. Es escandalosa la facilidad con la que se mueven aquí los lobbies al servicio de grandes corporaciones, así como las «puertas giratorias» que convierten a los representantes de la ciudadanía en millonarios a sueldo de grandes empresas. Hay que decirlo alto y claro. Esta manera de funcionar hurta la soberanía de los pueblos, atenta contra la democracia y convierte a los representantes políticos en casta.

Señorías, la democracia en Europa ha sido víctima de una deriva autoritaria. En la periferia europea la situación es trágica: nuestros países se han convertido casi en protectorados, en nuevas colonias, donde poderes que nadie ha elegido están destruyendo los derechos sociales y amenazando la cohesión social y política de nuestras sociedades.

De América Latina aprendimos que la deuda externa está diseñada para ser impagable y que los países que más han crecido lo hicieron con una quita sustancial y una auditoría pública de su deuda. Todos conocen en esta Cámara la deuda perdonada hace no tanto tiempo a Alemania. No es solo una cuestión de justicia: tiene que ver con la integración europea y con la democracia. La deuda es hoy un mecanismo de mando y saqueo a los pueblos del sur.

Eso es lo que está sucediendo en países que con marcado racismo algunos denominan «PIGS». Pero supongo que son ustedes conscientes de que no hay Europa sin sus pueblos del sur, como no la hay sin sus pueblos del este, sometidos también a duras condiciones de la Troika, cuyo rumbo amenaza con destruir el proyecto europeo dejando un rastro de miseria, de pobreza y de violencia.

Pero hay otro camino, hay alternativa a las políticas de empobrecimiento y al secuestro de la soberanía. Este Parlamento, en esta hora crítica para Europa, debe estar a la altura. Debe demostrar sensibilidad y convertirse en el epicentro de una sacudida democrática en la Unión Europea, una sacudida que frene la deriva autoritaria de la Troika. Este Parlamento debe expresar la legitimidad democrática de origen que a todos nos reúne: la voz de los ciudadanos, y no los arreglos entre élites. El Parlamento no puede ser un premio de consolación ni una jubilación dorada.

Señorías, hoy no me dirijo a una Cámara de cinco, de seis o de siete grupos parlamentarios. Tampoco me dirijo a maquinarias de partido. Me dirijo a ustedes, señoras y señores diputados al Parlamento Europeo, porque ustedes tienen un contrato de responsabilidad política firmado con sus pueblos. Me dirijo a los demócratas y a sus conciencias. Nuestra primera fidelidad, a la que todas las demás deben supeditarse, es para con los ciudadanos que nos han elegido. Ellos no están en los pasillos de este edificio, ni en los hoteles que rodean esta Cámara, pero recuerden, ellos son los soberanos y, tarde o temprano, pedirán cuentas de lo que se ha hecho en su nombre.

Me dirijo también, y muy especialmente, a mis colegas eurodiputados de los países del sur de Europa. Ustedes han visto las consecuencias reales que tienen las políticas impuestas por la Troika. Ustedes saben que las políticas de austeridad han fracasado: nuestros países son hoy más pobres, con economías destruidas, con sociedades heridas de injusticia e instituciones cuarteadas por la corrupción y el descrédito. Ustedes saben que es hora de ayudar a nuestros países y ponerse de nuevo en pie.

Les pido que, al menos hoy, voten como griegos, como irlandeses, como portugueses, como italianos, como checos, como polacos, como rumanos, como españoles. No solo para que puedan mirar a la gente a la cara cuando vuelvan a casa, sino porque así estarán defendiendo Europa. Les pido su voto, consciente de que muchos de ustedes no comparten este secuestro de la democracia, sabiendo que muchos de ustedes están sinceramente comprometidos con el bienestar de sus pueblos. Les pido el voto para frenar a la gran coalición que impone la austeridad y el totalitarismo financiero.

Quiero dirigir mis últimas palabras a la ciudadanía y a los pueblos del sur de Europa que han salido a la calle estos años para defender la justicia social y la democracia. A los millones que habéis dicho «¡basta!» en las plazas europeas, quiero deciros que sois el orgullo, el corazón democrático de Europa. Los pueblos de Europa hemos pasado por peores situaciones y nos hemos sacudido a los déspotas. No sé si hoy podremos arrebatarle la presidencia de este Parlamento a la gran coalición, pero si nos seguís empujando, os aseguro que venceremos. El mañana es nuestro.

Anuncios

From → Piense

12 comentarios
  1. Un buen discurso, sin duda. Yo estoy expectante respecto a Podemos, porque creo que puede introducir un poco de aire fresco en las rancias formas de nuestra política. Y estoy expectante porque quiero ver qué hace. Me explico: conozco bien lo que dice, pero como dice la sabiduría popular, del dicho al hecho hay un trecho. No creo que desde Europa pueda hacer mucho más que denunciar los abusos y sacarle los colores a más de uno, pero sí tengo especial interés en ver sus siguientes movimientos de cara a las nacionales.
    En resumen, expectante me encuentro.

    Por cierto, me alegro de que vuelvas a publicar 😉

    • !!!Celembooooooooooooooooor!!! Qué alegría leerte. Yo voy a hacer lo mismo que tú, estar expectante. Pero me da que el Sr. Iglesias y los suyos van a dar muuuuuuuuuuuucha caña. No puede ser de otra manera porque estamos vigilando.
      En otro orden de cosas, lo cierto es que he estado bastante ausente en estos últimos meses, por lo de la Tesis y porque hace unas semanas se murió Olivia. Lo cierto es que ha sido un golpe tremendo. Ahora estoy en Cádiz pasando unos días con una amiga experta en amores perros para ver si me da consuelo. Mi amiga es Silvia, también seguidora de este Blog. En fin, voy a ver si poco a poco regreso al mundo real, porque me rodea una sensación de irrealidad permanente que no hay manera de sacudírmela de encima. Gracias por estar aquí.

  2. santamayte permalink

    No sabes lo feliz que me hace ver que has vuelto a escribir,aunque sea de política,de la cual por cierto la última vez que escribiste echabas pestes;eso quiere decir que por lo menos un poco más animada estás y vas levantando cabeza.¡Animo!

    • Bueno…se hace lo que se puede. Acabo de ver una nota que me ha dejado Silvia antes de irse a trabajar al lado de mi ordenador: “Sonreir a la vida dará alas a tu alma. Buen viaje”. Esta amiga NO TIENE PRECIO, verdaderamente. Me alegro que te alegre verme de nuevo por aquí. Seguimos p’alante. !!Besos!!

      • Silvia permalink

        Jajajajaja

        Lauritaaa !!!!!
        Que dejada soy!! Hasta hoy no te escribo…
        Me alegra mogollón haberte podido animar un poquito y espero que tu herida del alma vaya cicatrizando poco a poco… No hay milagros, pero todo llega…
        ;))
        Desde luego, este viaje será por varios motivos realmente diferente e inolvidable…
        ¿Quien dijo que no se podían vivir aventuras sorprendentes sin salir de casa? Jajajajaja
        Gracias a ti también por tu apoyo amiga. Tu inteligencia y racionalidad han sido un apoyo importante en esos momentos…

        Otra de cadiz prontito!!!!!!
        Un fuerte abrazo
        Silvia
        Pd: en menos de 3 días estaré aislada del mundo…
        Ya recuento a la vuelta
        ;))
        Besos

      • La racionalidad la inventaste tú hija mía. En cada uno de esos whatsapps que me leías a pie de tren había más racionalidad e inteligencia que en toda la filosofía de la Grecia antigua. Que vaya muy bien ese encierro. Nos vemos pronto.

  3. Sí señora, gran discurso.
    Yo tampoco entiendo de política, pero sí creo que este hombre ha puesto voz a algo que la sociedad española estaba reclamando a gritos, así que bienvenido sea.
    Aparte, ¡¡¡qué alegría verte de nuevo por aquíiiiiiii!!! ¡¡Se te echaba de menos!!
    ¡¡Un besazo!!

    • Gracias Olalla. La verdad es que yo también estoy contenta de verme otra vez por mi propio Blog. Ojalá pueda seguir un ritmo razonable. !!!Que todo vaya muy bien en el parto!!!

  4. Silvia permalink

    ¡¡TE ECHO DE MENOSSSSSSS!!!!

    ¡¡No abandones el blog!!

    Tu seguidora y amiga fiel

    Jajajajjajajajaja

    Muakkkkkkssssss

    Besos y sonrisas

    ;))

    • Es verdad Silvia. Lo tengo totalmente abandonado. Es que estoy en miles de otras cosas. Ya lo retomaré cuando se me pase un poco lo de Olivia…

      • Silvia permalink

        ¿No te has parado a pensar que escribir puede hacer precisamente que se te pase un poco lo de Olivia?
        La escritura es una terapia cojonuda. Expresar nuestros sentimientos sirve para liberarte de emociones estancadas y dar paso a otras que no te hagan tanto daño…

        Además, recopilar fotos y vídeos, editarlos, ponerles una música que te llegue y verlos unas cuantas veces te puede ayudar a “renovar” ciertos recuerdos en vez de pensar en los últimos que son más dolorosos…

        En fin, sabes que te entiendo y que lo he pasado en varias ocasiones, y sé que un día cualquiera te levantarás con un animo y una forma de verlo diferente que te dure el tiempo suficiente como para considerar que has dejado el sufrimiento atrás y que tan sólo sientes nostalgia.

        Besazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: