Skip to content

NO consulte el MANUAL (6)

10 de diciembre de 2012

Ni que decir tiene que el libro de Daniel arrasa en Internet. Transcribo a continuación, porque para eso es mi Blog, algunos de los comentarios que le han hecho l@s que han tenido el cuajo de comprarlo, e incluso de leerlo.

http://www.lulu.com/shop/dani-llabr%C3%A9s/el-d%C3%ADa-que-a-dios-le-dio-por-existir/paperback/product-20366681.html

Eze Ríos― Estimado hermano, ayer empecé a leerla y me quedé impactado con la escena de los enanos…PERO POR DIOSSSSSS!!!.

Agustí Rocamora― A todas las unidades: Mi pasmo va en aumento. Repito: Mi pasmo va en aumento.

Jim Aubareda― Hoy estoy un poco zombi… por culpa de Dani Llabrés. Me he quedado hasta altas horas de la madrugada para terminar de leer ‘El día en que a Dios le dio por existir’. Me ha gustado. Mucho. Temía que el desenlace no estuviera a la altura de la trama, pero no. Funciona bien y el epílogo que cierra el libro me parece redondo. Me ha gustado también el concepto global, la idea, de la novela y la facilidad del autor para cambiar de registro, del más culto al más callejero. Como dije en otra parte, agilidad narrativa, buenas descripciones y personajes bien elaborados y trabajados al servicio de una trama en la que todas las piezas, a partir del caos, van encajando poco a poco. Y pienso que hay mimbres, como autor, para ir todavía más allá en futuros relatos.  Me esperaba una buena novela de Dani Llabrés, pero su lectura ha superado mis expectativas. Unos capítulos que funcionan incluso como relatos cortos, descripciones precisas y cinematográficas, habilidad narrativa, uso de recursos estilísticos como algunas repeticiones que funcionan muy bien en el texto, personajes bien elaborados, situaciones y diálogos muy divertidos y mucho sentido del humor desde la dedicatoria inicial. Cuando iba llegando al final, temía que el desenlace no estuviera a la altura de la trama, pero no. Funciona bien y el epílogo que cierra el libro me parece redondo. No es frecuente que uno tenga la suerte de encontrarse con una novela que sea al tiempo fresca, divertida, transgresora y esté bien estructurada; en definitiva, con una obra diferente, imprevisible y adictiva: por ello, creo que es de justicia no escatimar elogios. Simplemente, porque los merece. Un gran abrazo.

Pedro Pablo G-M. M.― Dani, buenas tardes, espero que disfrutes mucho del BGO, tanto como estoy yo disfrutando de tu libro. Mi chica está achuchándome para que lo termine y leerlo ella, porque también quiere su dosis de ataques de risa. Me está flipando, y mucho, el libro. Realmente !es el regalo de estas navidades! Tremendo entierro de la prima Susi, casi me quedo sin discos intervertebrales del descojono, jajajajajaja. Muy visual!

Fco Javier Benito― señor llabres: Una vez leida (devorada mas bien)su novela he de decir que nunca me he sentido mas identificado en algunos párrafos (por vivirlos o sentirlos de la manera narrada) y no me he reido tanto en mi vida..un saludo.

Oriol Llopis― Aquest Dani Llabrés es un fenomen (només a un geni se li passaria pel cap publicar al curículum des cartes de rebuig de editorials) Quan me l’hagi pimplat ja hi tornarem.

Alberto Valle― El ínclito valenciano Dani Llabrés ha hecho, por fin, realidad su milenaria amenaza de turbar nuestras existencias con una novela escrita de su puño y letra. Si con su libro de relatos, “Pequeños Freaks”, su cortometraje, “Tarde de Dominó” y su website, Realmodworld.com, ya no había hecho suficiente daño al género humano, ahora llega el golpe de gracia. La pesadilla se ha hecho realidad, la novela está ya en la calle, al alcance de niños, mujeres y gentes de bien. Que Dios nos pille confesadas.

Jorge Andreu―Estimado y nunca bien ponderado amigo: Mi prestigio como cabal hombre de leyes, sesudo jurista y hombre equilibrado se encuentra en paradero desconocido y las autoridades han comunicado que abandonan su búsqueda. La razón su pluma y su alma, los dignos progenitores de las primeras 60 y pico páginas de su ultimo vástago. La conexión, mis malas costumbres, tengo el defecto de ir leyendo por la calle, y la sonrisa de imbécil borderline que me asoma a los labios, al absorber el contenido de su libro, hace pensar a los ciudadanos con los que coincido loco-temporalmente en mi camino que, evidentemente soy alguna especie de fruto fallido de la psiquiatría decimonónica. Me está gustando mucho, me parece muy divertido, destila descreimiento y nihilismo hedonista en cada coma, y cuando un libro me gusta por lo que cuenta y por como lo cuenta, debe ser bueno. Ruego revise las galeradas, pues, en mi edición al menos, al final de la página 43 y comienzo de la 44, se repite 3 veces consecutivas “Volvió a entrar para mirar en el espejo del recibidor si le quedaban restos blancos en la nariz y salió otra vez”.  Ardo en deseos de una tertulia literaria con el autor para abrumarle con mi baba aduladora, que suavizaremos con la amarga acidez de un gin tonic. Siempre suyo y ahora más. El cuñadísimo.

José Luís Ortiz― ¿Café Gijón? Su magna obra va a dar para cincuenta y ocho tertulias de las que últimamente podemos ver por la tele. En la primera entrevista saldrá la abuela que quería el disco de la Piquer y explicará cómo la vejaron y sodomizaron los descerebrados fumados sobre dos quilos de coca recién traída de Colombia. En fin, como ves, el café gijón se va a quedar corto. Saludos.

Anuncios

From → MANUAL

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: